ESPERANZA DE VIDA

El temporal que estuvo presente en estos días dejó gran cantidad de nieve en cordillera.

Más allá de la agradable imagen para la vista, creando un paisaje sublime con la nieve presente entre el verde floreciente de la primavera augura un caudal considerable de agua.

La realidad de San Juan y muchas partes del país es que están soportando una gran sequía, puesto que los grandes afluentes de agua de cordillera se han visto disminuidos por la escasa acumulación nivia en invierno, que sería, el tiempo propicio para que se den muchos temporales y se pueda acumular la nieve.

Este frente frío y temporal tardío ha permitido que la cordillera tenga importante acumulación de nieve y esperar que el calor no sea tan intenso así pueda perdurar aferrada a glaciares que son los que proveen el agua cristalina de las montañas y que alimenta estos valles.